martes, 14 de junio de 2016

Aveces es bueno perder la Fe - Parte 2

Continuando con mi relato, y luego de conversar sobre su propia creencia con un amigo muy cercano, no puedo dejar de reflexionar en lo perjudicial de mi ejercicio. Primero porque es de noche y me iré con esto a la cama. Segundo no sé si se entienda que m mensaje final no es negativo. Para un querido poeta ya fallecido mi queridísimo Luis Alberto Spinetta, despertar es como ver la Luz. Esa luz que ilumina. ¿Como puedo hacer mi mente brillar? vuelvo de nuevo entonces... ¡¡DESPERTAR!!

No quiero aferrarme a nada en este mundo para poder caer profundo. Tan profundo que mi cuerpo selle mi sangre a la tierra. A las raíces. A los pensamientos perdidos de mi propio mundo. Del grito aferrado al miedo.

Pero no quiero olvidar esta vez. Para volverme pensamiento también y recuerdo.
Irme al ser mas pequeño y reducido de esa pequeña isla de enredos. Volverme polvo, sí polvo como tu Dios quiere. ¿Eso está bien? Ese Dios lo aprobaría. Dentro de todo es que le pidió a su gente que predique.  Soy la cicatriz de tu vientre. Tu peor enemigo. 

Perdí la Fe, porque al igual que mi Amigo con que el conversaba también perdí el poder de asombro. Cuando la empatía se volvió una virtud circunstancial; y dejó de ser una característica de una comunidad que convive con su propio ecosistema. 

Solo para finalizar con mi orgía de pensamientos, quiero terminar con lo bueno de todo esto. Recuperé mi conciencia que yo creía extinta entre tanta ciencia ficción. Y me ví, y nos ví a todos conectados a una gran Madre alimentándose de nuestras vidas. La babilonia le dicen. Un desastre hormonal según los médicos especializados. Lo leí hace un rato mientras chupaba teta de su pecho. 

Si amigos, también me conecto aveces. Aveces solo pierdo la fe entre tantas webadas que me meto en la cabeza, así que me desconecto un rato. 

Les dejo este mensaje, guardado como papel minero en el norte de Chile,  a punto de ser descubierto y escrito con color rojo.  

>Estamos bien en refugio. Pero si dejás de creer en "tanta mierda", te darás cuenta que afuera también sobrevivimos unos pocos.  Pierde la Fe conmigo<








Aveces es bueno perder la fe

Antes de escribir porqué pienso en el porqué aveces es bueno perder la Fe, me metí a este mundo virtual llamado Internet, o como yo lo apodo INFRANET (por inframundo) a averiguar sobre la Fe para poder referirme a ella. Yo  necesitaba saber bien como expresarme y encontré muchas cosas interesantes.
Todo lo referido a la Fe viene en principio atado a Dios. A una creencia. Creo que la creencia viral más reconocida por la humanidad es la creencia en ese ser especial salvador.
A la mierda con eso me dije. Quiero saber que pasa con mi Fe personal. La fe que mantengo en los demás. En el progreso de mi contexto, pero ¡PROGRESO!, necesito que sea un avance verdadero.
¿Será que siempre tengo que apoyarme en algo para mantener mi fuego? Y es que veo al mi alrededor y ya nadie confía ni siente su fe. No, no es que no crean en Dios. Tampoco se debe a que perdí la fe en Dios. No.
Sobre puedo entender la nobleza en creer en alguien que no haz visto y en la humanidad por sobre todo.
Esta fe  tiene  relación,  pues entonces sí. Creo que es bueno perderle. Tan sumergido no puedes ver la realidad. Y si eres real y no solo un personaje fatal de facebook o de instagram necesitas saber qué es lo que pasa a tu alrededor y hacerte cargo.
La rabia, la ira, el odio, la pena, el miedo. Te hacen ser lo que eres. Y de la manera también con la que eres con los demás. Indiscutiblemente debes despertar!
Lo grito al viento, a mi espejo. A mi ego, A mi odio, y a mi amor.
Nosotros tenemos el huerto de la manera que se encuentra ahora. Seco. Vació. vacío.




Angeline - Solange Sosa y Omar Fuschini

domingo, 22 de mayo de 2016

ERES LO QUE HACES

Es primera vez que comento algo similar a la situación TIEMPO- ESPACIO en la resido en esta vida, en mi blog. Pero si existe alguna manera de viralizar, es esta. A través del habla y la reflexión.
Me refiero al suicidio de un hombre en el actual ZOO de Santiago, de Chile.
Vi esta foto y no pude evitar hacer crecer mi odio por la gente y por como estamos como sociedad.

ESTO ME RECUERDA A TODOS LOS QUE HAN COMENTADO CON RABIA POR LO SUCEDIDO EN EL ZOO DE SANTIAGO.

Como es que les cuesta tanto?... si tanto están en contra muevan la raja! suelten el fecabook en rato y movilicen las autoridades, creen grupos y junten firmas para que lleguen en patota a solicitar ayuda, donde al menos tengan en un estado más libre a los animales como en otros países donde viven sueltos. (ZOO DE MENDOZA 1 ejemplo)
SON PURA BOCA , ESTO COMO SOCIEDAD SI LES AFECTA!!!! Son ustedes los únicos que pueden unidos lograr algo. O creen que solo se va a parar? o por un me gusta en facebook y una fotito pedorra creen hacer conciencia¿? si no hubiese pasado vivirian suuper felices con ellos.
me dan ascoo!

Que por lo demás no fue culpa del ZOO, fué culpa de los funcionarios de turno que no notaron que un enfermo pasó todos nivel de seguridad y solo trataron de ayudar. VEAN LA OTRA CARA SIEMPRE POR EL FUNCIONARIO PUEDE HABER SIDO UN FAMILIAR Y EL LES CONTARÍA LA REALIDAD DE SU LUGAR DE TRABAJO!!!!!!

y sí no deberían existir en los putos encarcelamientos de zoo para animales ni tampoco LOS PUTOS CIRCOS, ni los criaderos de animales etc etc etc.... Pero así como nos dejamos enceguecer por la buena vida y las posesiones materiales o vanales en la vida, todas estas situaciones existirán y solo porque se permite y nadie hace nada como realmente solo dejar de postear por redes sociales. HAY QUE ACTUAR!!
Yo creo que no están preparados para responsabilidades mayores que levantarse todos los días a sus pegas miserables.

sigan viviendo en la mierda.
Están tál cuál este perrito... NOS ESTAMOS PRENDIENDO FUEGOO
pero que importa quiero que llegue el Domingo para ver Game of Thrones hijos de puta!



jueves, 12 de mayo de 2016

Revolución sin Amor

Fui en busca de todos los sentimientos, y valores e incluso revelación que asimile y agrupe al amor como solo uno solo. Los amordace junto a un solo rincón y les pedí que no se  movieran hasta encontrar un solo motivo por no salvarme mientras me acercaba a la baranda del décimo piso.
Porque dejé de creer. Porque dejé de imaginar muy pronto. Porque ya no recuerdo de lo último de lo cuál me preocupé tanto tiempo. 
Ellos permanecieron intactos por miles de años. Entonces en ese silencio los comencé a extrañar pero a medida que los extrañaba ellos comenzaban a revolotear y tratar de sacarse la opresión a la cuál los hacia pasar. 
Vino entonces un grillo, silbó agudo y muy fuerte. Tanto que me hizo entrar en un trance. Allí me dijo: 

"No hay revolución sin Amor"...

Así que medité, pensé en mi dependencia a querer esclarecer todo tormento. Dejé de pensar que había perdido algo e inventar motivos de lo absurdo. 

Pero no puede ser tan fácil. Toda clase de deseo expuesto en mi realidad me detiene y mi mente solo busca una salida exitosa. ¿Será que necesito estos cuestionamientos para poder aferrarme a algo?

Dejo la pregunta en cuestión a mis lectores, ¿Cómo volver a creer para poder crear? 
Saliendo de la duda ya cree mi propio destino. 


martes, 19 de abril de 2016

Por honor

Mis ojos ya vieron, mis oídos ya escucharon. Yo ya temblé luego de lo que sucedió con la verdad de tu boca y con imposible de cambiar como tu pasado no la lejano en el cuál me encontraba y sobre el cuál mi boca vibra, porqué aún sigo viva en este espacio y tiempo regular y parecido a una estrella.

Mis ruinas, dolor de cabeza, mareos y mucha sed me van escondiendo de mis memorias. Ya el drama a pasado sobre nosotros y se ocultó también porque descargo todas sus energías en perdernos.

Por honor me levantaré de esta silla, llenaré mis pensamientos con agua y con jabón y asistiré mis piernas para las siguientes botas. Estas más cómodas. 

Por honor creeré en mi fiel mensajero, quien me trae las ideas desde el fondo de mí, por esa luz que pasa por mi cerebro y me abre los músculos para sacar lo mejor de mí aunque ya no tenga nada que ganar con ello.

Por honor porque estamos en Guerra. Siempre con lo que pensamos de los demás. De lo que creemos que los demás piensan en nosotros. De lo que evitamos y evadimos. De los miedos constantes. De las falsas alertas a nuestro sistema inmunológico y de las pocas verdades que nos gusta elegir para poder vivir en paz con nuestro espectro de nosotros mismos ante la sociedad (o suciedad como me gusta decirle a mí).

Porque no solo existe blanco y negro.
Por honor seguiré.... en infinito.